Martes, 04 Octubre 2022 15:49

Anike nderesarái

Valora este artículo
(0 votos)

La mañana se presentaba calurosa y húmeda.

Octubre solía ser un mes bravo en Misión Tacaaglé, ese sufrido pueblito perteneciente al departamento de Pilagas, ubicado a unas tres horas de auto de la capital Formoseña.
La piel bien morena; una carita curtida llena de surcos construidos por el sol, daban cuenta de varias décadas de trabajo duro en medio del campo.
A Ramona le pesaban los desconocidos años que llevaba encima.
Su ranchito quedaba a dos leguas del casco histórico de la misión, sobre el camino vecinal 636, en dirección al caserío bautizado Portón Negro.
Ramona se había afincado unos 30 años atrás en un terrenito que le otorgara el intendente de Pilagas sin demasiado trámite a la vista. Y fue ella quien con la ayuda de una sobrina postiza y un mitä adoptado como gua’u nieto, construyera esa modesta guarida, articulando el palerío de quebracho blanco con abundante adobe y chapa reciclada.
Vestida con su bata negra dominguera, Ramona, con sus ojos cansados de tanta historia trunca, contempla la nada desde la maltrecha mecedora de algarrobo ubicada bajo un tupido guaraniná.
Ella casi nunca habla.
Al parecer, en el pueblo nadie conoce su historia, su pasado. ¿Cuál sería?
Ramona es amable, reservada e inofensiva. Sin embargo, casi sin causa la gente del pueblo asegura que ella no está del todo cuerda, que ella no está en sus cabales, y que en su historia personal ha existido algún sufrimiento que le partió el corazón y le confundido el entendimiento para siempre.

Anike nderesaraí, anike nderesaraí reza Ramoncita en voz baja durante todo el santo día.
¿Que será aquello que promete no olvidar? ¿A quién jura a diario que recordará por siempre doña Ramona?

Hoy es 05 de Octubre. Es para esta fecha, y hace ya más de 30 años que sus vecinos la escuchan repetir: che mborayhu ó manó jetaré…che mborayhu ó manó jetaré…che mborayhu ó manó jetaré…
Su nieto postizo la acompaña….ellos toman tereré en silencio, mirando la nada.
El muchacho es el único que sabe la verdad. El ha respetado el doloroso secreto….el ha demostrado lealtad con su silencio. El es el único habitante de Misión Tacaaglé que sabe que en 1.975 Ramoncita era novia de uno de los soldados asesinados por el Terrorismo en el ataque al Regimiento de Formosa.
Ramona ignora que a 9 de los 13 guerrilleros que sobrevivieron al ataque se los ha indemnizado con algo más de un millón y medio de dólares. Ella nunca sabrá que los terroristas atacantes muertos figuran en el parque de la memoria de su país como víctimas del Terrorismo de Estado.
Esteban, (su nieto postizo), la mira con ternura y tristeza.
El pasa suavemente su mano por el gris cabello de su abuela postiza muerta en vida y le pregunta:
Comemos algo Ramoncita?
Ella vuelve unos segundos en sí y le responde: Si, si mi amor….queda un poco de arroz y un huevo….comamos, comamos juntos corazón.
Ramona vuelve a mirar la nada.
Ahora ella repite: che mborayhú ó manó jetaré…che mborayhú ó manó jetaré…una profunda frase que en castellano quiere decir: mi amor murió por su patria.

Fabián E. Sotelo
13.839.579
En homenaje a los héroes de Formosa y a todos los que dieron su vida durante la guerra contra
el Terrorismo en nuestra Republica libre y soberana!
Septiembre de 2.020 - Desde Exaltación de la Cruz, Municipio adherido a la pena de muerte de los argentinos por nacer, el mayor acto de lesa humanidad de nuestros tiempos.

 

 

Te puede interesar Opinión y Lectores