Pronóstico de Tutiempo.net
Viernes, 22 Julio 2022 11:33

Civilizacion o Barbarie en la Argentina infanticida

¿Se puede solucionar el problema de la pobreza o el hambre en el mundo, eliminando a los niños en gestación?

¿Es posible que podamos admitir una solución tan alejada del mínimo humanismo que requiere la dignidad humana?
¿Podemos transitar por la vida sin contar con el basamento moral que nos impida deshacernos de un ser humano por necesidad o comodidad?
¿Si esto fuera admisible, podríamos también apagar las vidas de los ancianos que ya no hablan ni caminan, me refiero a quienes han perdido la autonomía para llevar a cabo todas las actividades básicas vinculadas a una vida humana? Esto contribuiría con la disminución de la población como así también con la disminución de las incomodidades que la situación genera, al igual que acontece en algunos casos con los niños en gestación.
¿Alcanzaría entonces esta “disposición final” a los enfermos mentales y/o físicos de mayor severidad?
¿Y si nos dijeran que esta situación no es comparable con el aborto, dado que un segmento de la sociedad considera que el niño en gestación es una parte del cuerpo de la madre y no un ser vivo digno e independiente…deberíamos juzgar y condenar a quien asesine a un recién nacido un segundo después de haber dejado el cuerpo de la madre? ¿Tanta es la diferencia existente respecto a su dignidad y consideración de un segundo al siguiente?
¿Podríamos entonces matarlo cuando el niño este intentando nacer, evitando por medio de la fuerza que éste logre asomar a la vida a través del vientre de la madre? ¿Sería legal esta acción de sofocarlo con las manos hasta que muera, considerando que aun no ha podido nacer?
¿Es esta acción, una salvajada menor a la de cortarlo en pedacitos para luego aspirarlo como la pelusa de una alfombra?
¿Quiénes están a favor del aborto, han visto filmaciones en las cuales esos cuerpitos en gestación buscan alejarse de la aspiradora o de las cuchillas asesinas? ¿Han visto las filmaciones de bebes en formación que siendo abortados sobreviven al intento de matarlos durante varias horas, moviéndose en busca de alimento y calor? ¿Sabían que en nuestro país, (y para ser más precisos en Entre Ríos), un niño sobrevivió durante 12 horas en una palangana del hospital?
¿Que estamos haciendo? ¿Qué nos pasa? ¿Acaso hemos enloquecido masivamente?
¿Qué principio teórico legal o de laboratorio puede decirnos que cortar a un niño en pedazos, quemarlo con solución salina o asesinarlo mediante el uso de pastillas puede ser considerado un acto moral, legal y de libre elección vinculado a la salud reproductiva? ¿Vas a creerte esa barbaridad?
¿Y a quien más creemos que podemos matar? ¿Con que justificación, cuando y como?
Recordemos juntos el concepto de delito de lesa humanidad. Seguro que después de hacerlo, ya no tendremos dudas de que nuestros niños en gestación son las víctimas preferidas de este tipo de delito: “Se consideran crímenes de lesa humanidad, (o contra la humanidad), a aquellos delitos especialmente atroces y de carácter inhumano, (como lo es el asesinato de un niño en gestación), que forman parte de un ataque generalizado o sistemático contra una determinada población civil, (los niños en gestación), cometidos para aplicar las políticas de un Estado o una organización”, (la de nuestro gobierno y sus legisladores).

El hombre se degrada junto a la sociedad que lo cobija, y al fin de cuentas estamos en tiempo de decidir entre la civilización o la barbarie.

Fabián Sotelo
Junio 2022

 

Deja un comentario

Te puede interesar Opinión y Lectores

  • De tal palo tal astilla

    Comentario

    La vida está llena de sorpresas….sorpresas de las buenas y de las malas.

  • ¡¡¡ Al pan pan y al vino vino!!!

    Comentario

    Capitulo II – Continuando con nuestras denuncias basicas y fundamentales!

  • ¡¡¡ Al pan pan y al vino vino

    Comentario

    Resumir lo que pienso y transmitirlo con franqueza, seguro no ha de resultar políticamente correcto. Pero como ha sido la política a secas, la que nos trajo hasta aquí, (un país rico lleno de pobres que no tienen las herramientas de la educación y cultura de trabajo para salir de la trampa), tengo que decir todo de una vez, y estar dispuesto para soportar la reacción que esta declaración genere.

  • “¿Y ahora qué?”

    Comentario

    En la primera presidencia de Roca la relación con la Iglesia se tensa y el Presidente termina expulsando al Nuncio Apostólico del país, argumentando su injerencia en los asuntos internos. Fue entonces que sacamos a la religión de las aulas, importando más tarde, (desde la Presidencia de Alfonsín), programas educativos deformantes e inmorales, al tiempo que comenzamos a bajar sin límites el grado de exigencia académica en todos los niveles de educación. Es por ello que dejamos las pruebas Pizza, pasando a la amigable evaluación aprender, una prueba más fácil y sencilla que nos permitiera decir que íbamos bien.

  • Civilizacion o Barbarie en la Argentina infanticida

    Comentario

    ¿Se puede solucionar el problema de la pobreza o el hambre en el mundo, eliminando a los niños en gestación?

  • ¿Cómo decirles?

    Comentario

    ¿Cómo decirle a una familia, que al consumir carne en una de sus comidas gasta el 1,5% del ingreso mensual, que la culpa es de los militares, de Macri y del presidente Zelenski, por haber desatado una guerra con Rusia como consecuencia de sus frecuentes actos libres y soberanos?
    ¿Cómo decirle a la clase media, que deberá pagar el 50% del gas que consumen los mas carenciados, porque nos gastamos el costo de 6 gasoductos Nestor Kirchner en el presupuesto anual asignado a políticas de género, para lograr que un niño no vaya a pensar que es nene o nena antes de poder percibirse, y para lograr que logre expresarse con lenguaje inclusivo antes de la llegada de su primera evaluación “Aprender”, (esa evaluación en la cual nos fue un poquito peor que mal)?
    ¿Cómo decirles a los empresarios, que los impuestos seguirán subiendo para que el estado pueda importar gas licuado a un costo anual igual a 1,6 gasoductos Nestor Kirchner, instalación con la cual deberíamos estar trayendo nuestro propio gas de Vaca Muerta?
    ¿Cómo les decimos a nuestros queridos jubilados, que seguiremos puliendo la ecuación matemática con la cual calculamos sus aumentos periódicos, para poder pagar el haber jubilatorio a las personas que nunca han aportado en su vida?
    ¿Cómo le decimos al campo, que es quien trae los dólares a la Argentina, que además de no producir el gas oíl que necesitan para generar riquezas, seguiremos planeando con el amigo Grabois, posibles incrementos en las retenciones, para poder pagar con ellas los 10.000 millones de dólares, (equivalente a 4 gasoductos), que nos cuesta cada año la aplicación de subsidios a las tarifas del gas y electricidad?
    El Presidente está solo, más solo que nunca. Es que el Presidente fue elegido por la Vicepresidente y no en internas de un partido político, y es por ello que su nombramiento no tiene sustento ni legitimidad moral, situación que él se ha empeñado en consolidar, al no hablar siquiera una vez, respetando la verdad.
    La mala noticia es que todo esto no pasa simplemente por casualidad. Esta situación es parte de un plan en el cual el verdadero objetivo, es el de alcanzar un estado de caos total y absoluto, mientras que la finalidad última, es el logro de un estado de excepción permanente, a la manera del que el amigo Maduro impuso en Venezuela; similar al que el amigo Díaz Canel mantiene en Cuba, dado que esta sería la condición ideal para que las causas que la Vicepresidente tiene abiertas en la justicia, sean definitivamente incineradas.
    Ahora comprendemos a nuestro ya antiguo Jefe de Gabinete Manzur cuando nos decía: “que Dios nos ayude”.
    Nos gobierna gente que hace tiempo requiere de ayuda médico – profesional especializada….y no es un chiste de mal gusto.

    Fabian E. Sotelo
    13.839.579

  • Y aunque no parezca, falta poco

    Comentario

    ¿Falta poco para qué?
    ¿Para qué a causa de la falta de gas oíl perdamos un tercio de la cosecha? ¿Para que a raíz de esta carencia, empecemos a ver las góndolas de los supermercados cada vez más vacías?
    ¿Cómo pudo suceder? ¿Es un plan para terminar de fundir el país y sacar un pasaje directo y sin escalas hacia la amada Venezuela austral?
    ¿Falta poco para que culminemos la obra del gasoducto que nos traerá gas propio hasta nuestras casas, o en realidad falta poco para que la justicia investigue la licitación del gasoducto y nos cuente que nueva trampa habían montado los funcionarios de Cristina para obtener sustanciosos fondos para sus bolsillos y cubrir parte de los gastos previstos para la próxima campaña? Actuara la justicia con la velocidad con la cual analizó y desestimó la denuncia del fiscal Nisman?
    ¿Qué festejábamos en el cumpleaños número 100 de YPF? ¿Festejamos el asueto eterno otorgado en contra de la producción? Ese asueto que nos trajo hasta aquí, hasta el desabastecimiento en gas licuado y gas oíl? ¿Acaso festejamos la falta de reconocimiento al General Savio, quien fuera el verdadero artífice del desarrollo inicial de YPF, Empresa estratégica a la condujo en forma brillante durante sus primeros ocho años de vida?
    ¿Acaso estaremos festejando el aniversario de la venta de la petrolera de bandera Nacional a la familia Eszquenazi? (Recordemos que este grupo compro la Compañía pagando su valor en cuotas similares a la ganancia mensual que por aquel entonces dejaba la Empresa).
    ¿Falta poco para qué? ¿Faltara poco para que más jóvencitas Montopuches sueñen en alguna noche de luna llena que sus antepasados vivían en algunos de los lugares más caros y estratégicos de nuestra Patagonia? ¿Y faltara poco entonces para que nuestros jueces les otorguen los títulos de propiedad sobre las tierras soñadas, en tanto Parques Nacionales y el Ministerio de la Indefensión olvidan oponerse legalmente mediante un escrito, a los fallos dictados por “ justicia Ilegitima”? ¿Faltara mucho para que estos funcionarios sean juzgados y condenados por traición a la patria?
    ¿Y cuanto faltara poco para que estemos listos para ser invadidos con todo éxito, gracias al empobrecimiento moral, físico e intelectual de nuestro pueblo? ¿Cuánto faltará para que ya ningún avión, buque, tanque de guerra o cañón de nuestras FFAA quede en servicio para poder defender nuestra soberanía y libertad?
    ¿Y cuanto faltara para que bajemos abruptamente de los 16 habitantes por kilómetro cuadrado que tenemos en la actualidad cuando en nuestro país mueren a diario más personas que las que nacen? ¿Y cuanto faltara para lleguemos a los 100.000 asesinatos de niños argentinos en gestación luego de promulgada la ley del promovido aborto gratuito e irrestricto, una Ley según la cual una menor violada en su entorno familiar, (lo que sucede con mayor frecuencia), puede abortar sin el consentimiento de sus padres y sin obligación alguna de denuncia, lo cual hace que el Estado incompetente la devuelva luego de matar a su bebe, al lugar en el cual volverá a ser abusada una y otra vez?
    En este tema viene bien recordar la definición de delito de lesa humanidad. Seguro que así veremos que sin lugar a dudas nuestros niños en gestación son las víctimas preferidas de este tipo de delito: “se consideran crímenes de lesa humanidad —o contra la humanidad— aquellos delitos especialmente atroces y de carácter inhumano, que forman parte de un ataque generalizado o sistemático contra una determinada población civil, (LOS NIÑOS EN GESTACION), cometidos para aplicar las políticas de un Estado o una organización”, (NUESTRO GOBIERNO Y SUS LEGISLADORES).
    ¿Y cuanto faltará para que podamos percibir la desintegración de la argentina que llegamos a ser, la argentina que soñamos, esa Republica en la cual la familia, la escuela, la paz y el trabajo eran el camino a transitar a lo largo de nuestras fecundas vidas?

    Para lo que falta realmente poco, es para la próxima elección….y me da la impresión que los partidos opositores no se han dado cuenta de ello. Pero cuando hablamos de oposición, sabemos a ciencia cierta de qué estamos hablando? ¿Es realmente la oposición diametralmente opuesta en ideas, acciones y pensamientos, respecto a los dueños del fracaso que nos condenó al 60% de pobreza y al 11% de indigencia en un país rico en recursos?
    ¿Está unida la oposición? ¿Tienen planes de gobierno debidamente desarrollados, concretos, reales, posibles y compartidos? Parecería que no es así.
    Yo creo que este es el momento de la derecha. Ni A ni B nos han llevado a buen puerto.
    ¿Podrán los partidos y frentes de derecha ponerse de acuerdo acerca del país que queremos y necesitamos? ¿Podrán consensuar al menos diez puntos fundamentales a plasmar en una plataforma que deberán firmar con tinta roja en memoria de las miles de víctimas provocadas por los malos gobiernos que condujeron los destinos del país en las ultimas décadas?
    Deberían poder. ¿Acaso para casarnos necesitamos acuerdo y coincidencia en más de 5/6 puntos importantes?
    Yo creo que pueden lograrlo. Yo creo que la incipiente derecha argentina tiene su oportunidad, y no puede desaprovecharla.
    ¿Sera difícil gobernar? Si, será muy difícil, dado que el aparato corruptor / recaudador atacara sin miramientos y sin descanso al gobierno que traiga orden, racionalidad, justicia y honestidad en la gestión.
    La realidad es que si no se atreven a gobernar con la ley en la mano, convencimiento y decisión, ya no habrá futuro para nuestro país.
    Me atrevo a pasarles algunos puntos de coincidencia:
    -Populismo cero con asistencia en baja hasta llegar al 10% de la actual en 4 años de verdadero gobierno.
    -Finalizar con los asesinatos asistidos de argentinos en gestación.
    -Promover la actividad privada otorgando porcentajes de baja en los impuestos vinculados al aumento de la producción.
    -Declarar la guerra total al narcotráfico.
    -Retomar la educación e instrucción de nuestros jóvenes y menores libre de ideologías y contenidos cercanos a la perversión.
    Ultima ficha!!! El juego ahora lo tiene la derecha argentina.
    El que decide quedarse afuera no será precisamente un patriota…se estará mirando el ombligo, tal cual lo hacen e hicieron quienes cumpliendo los mandatos oscuros de la Agenda 2030 globalista nos trajeron hasta aquí, hasta el abismo al cual nos acercamos… un abismo que aun creemos no merecer.

    Fabian E. Sotelo
    13.839.579